REVISTA TRAPECIO

Inicio » Cuento » “Su último regalo”: cuento de Silverio Pérez

“Su último regalo”: cuento de Silverio Pérez

Acomodé el espejo retrovisor para observarlo durante el viaje. Él intentó corresponderme, pero sus párpados eran toldos pesados que apenas le permitían una pequeña apertura a la vista. Salí al expreso y nos engulló el lento tránsito de la tarde entre miradas cargadas de tristeza.

Llegamos a la clínica y le ayudé a bajar del auto. Tan pronto le rocé la piel se le salió un quejido de dolor. El doctor nos recibió con los papeles en la mano e intentó sonreírme. Con el bolígrafo me señaló el lugar donde debía firmarle la autorización. La mano me temblaba. Pasaron unos largos segundos. Levanté la vista del papel y le hice saber con un leve movimiento de cabeza y un ahogado suspiro que no podía. Por mi mente pasaban de forma atropellada las imágenes de unos años llenos de juegos, recibimientos aparatosos, fiel compañía, y la callada solidaridad cuando la amenaza de una terrible enfermedad me mantuvo por muchos meses en una angustiosa vigilia. No tengo dudas de que él la tomó por mí. Me la arrebató sin percatarme.

Cuando regresé al carro y lo subí al asiento trasero me miró como si me agradeciera el que no firmara la autorización. Esta vez no se quejó cuando le ayudé a acomodarse. Salí sin saber a dónde iba… pronto bordeaba la playa. Antes de pasar frente al Capitolio tomé un pequeño desvío y me estacioné. Necesitaba vomitar el buche de dolor que me atragantaba. Bajé los cristales, salí del auto y me planté frente al mar. Poco a poco la furia del oleaje contra las rocas fue disminuyendo hasta llegar a una sospechosa quietud. Eso me fue calmando. Cuando regresé, algunos hombres solitarios, desde sus automóviles estacionados cerca del mío, me miraban con curiosidad.

Abrí la puerta trasera para tomarle la cara entre mis manos y decirle a los ojos que otra vez lo intentaría hacer… por su bien. No me respondió. Entonces descubrí su último regalo. Ya no fue necesario regresar a la clínica.

FIN

trape_180

Silverio Pérez

Silverio Pérez posee una maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón. Se ha destacado como compositor, músico, cantante, y anfitrión de programas de radio y televisión. Además, es orador profesional y escribe desde hace tres décadas columnas sobre política y sociedad en los principales diarios del país.

“Su último regalo” fue uno de los treinta cuentos finalistas del Noveno Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral, celebrado en la Universidad del Sagrado Corazón.

 

Anuncios

6 comentarios

  1. Nidia dice:

    Muy bueno este cuento.

  2. Marie dice:

    Me encantó. Toca la fibra sensible ante un escenario de pérdida de algo importante en tu vida. Es inevitable que te conmuevas desde que empiezas hasta que terminas de leerlo.

  3. Sergio dice:

    Me reafirmo, mientras más conozco al hombre, más quiero a mi perro…

  4. Angie Liceaga dice:

    Fuerte muy fuerte en especial si tienes a un familiar muy cercano en circunstancias similares

  5. Karol dice:

    Muy hermoso. Es facinante cómo en sus escritos denota la calidad humana de la que es testigo.

  6. jaime muñoz dice:

    Sí, hay maestría. El cuento corto lo exige

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: